LA PSICOLOGÍA DE LA TIPOGRAFÍA CONSISTE EN DESCIFRAR EL SIGNIFICADO DE UNA PALABRA MÁS ALLÁ DEL DISEÑO, LA FUENTE ELEGIDA TIENE UN TRASFONDO QUE PUEDE AYUDAR O PERJUDICAR.

Un logotipo es una parte importante de la identidad corporativa, puesto que es el nombre en concreto de tu marca, lo que le da identificación a tu empresa. Y nos referimos exclusivamente a la palabra, no al logotipo, pues son cosas diferentes; a la hora de elegir una fuente para éste es importante que consideres los siguientes aspectos de psicología de la tipografía, para que puedas decidir por la más adecada.

La importancia de una tipografía radica en el hecho de que te ayudará a reflejar los valores de la compañía, captar la atención de los clientes y al mismo tiempo despertar emociones y sentimientos en los que se mezcla la potencia visual, pero también los recurso gráficos. Por ellos a continuación te explicamos ls cuatro principales estilos de fuentes y su significado:

SERIF: Las fuentes Serif provienen de las letras talladas en bloques de piedra de las primeras imprentas, dado que se dificultaba dejarlas totalmente rectas, por ellos se dejó unas “serifas” en los extremos a propósito para estilizar la letra. De ahí surgen las distintas tipografías con ese estilo. Por lo anterior se considera clásico y se perciben como tradicionales, serias, respetables, institucionales o corporativas. Aunado a la formalidad que representan, este tipo de letra es ideal para lecturas extensas, pues los serif crean una ilusión de una línea recta que evita perder el punto de visión.

SANS SERIF: Provienen de Inglaterra por los años 1820- 1830 y significan precisamente “sin serifas”, como característica es que son más limpias de detalles pero con vértices rectos y trazos sin mucho contraste entre ellos. Dado que fueron una innovación de los clásico se les consideran fuentes modernas, seguras alegres y en ciertas ocasiones neutrales o minimalistas. Son perfectas para textos cortos y gracias a su gran legibilidad y poca confusión están asociadas a usos comerciales

MANUSCRITAS O SCRIPT: Como su nombre lo dice, estas fuentes dan la sensación de estar escritas a mano con una caligrafía muy cuidada y sofisticada. Se recomienda usarlas en textos sin mucha extensión para evitar la confusión que producen sus ornamentos, usualmente en firmas o títulos. Estas tipografías transmiten elegancia, afecto, empeño y creatividad.

DECORATIVAS O DE FANTASÍA: Este tipo de fuentes en realidad son únicas y no tienen relación con ninguna otra, pero se clasifican en un sólo grupo para no omitirlas, no se ajustan a ninguna de las características anteriores. Usualmente son creadas para una marca en específico y trascienden al grado de convertirse un una fuente en específico, por ello son las que reflejan más personalidad.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here